Anterior

En velero hasta Cartagena en 5 días

En velero hasta Cartagena en 5 días

Solo hay tres formas para llegar a Colombia desde Panamá y ninguna de ellas es por carretera: hasta el momento no existe ninguna que una a los dos países, pues en medio de las dos naciones hay una selva tropical muy densa, conocida como el Tapón del Darién.

Una de las opciones es llegar por avión, lo cual es costoso y carece de emoción. Otra alternativa económica y agreste (debido al estado de las vías y por el hecho de tener que tomar varios transportes), consiste en montarse en una lancha rápida desde Puerto Obaldía hasta Sapzurro, llegando desde Colón y Medellín respectivamente.

Pero hay una tercera opción llena de adrenalina que consiste en hacer el viaje en uno de los muchos veleros que realizan la ruta Portobelo – Cartagena de Indias, y viceversa.

Los veleros que van en dirección a Colombia hacen una ruta de cinco días, de los cuales tres son un recorrido por algunas de las 365 islas del Archipiélago de San Blas, y dos días son de navegación en mar abierto. El rango de precio oscila entre $ 400 USD y $ 600 USD dependiendo del tipo de barco, comida y cantidad de acompañantes. Como en San Blas no hay ATM (cajeros automáticos), debes asegurarte de llevar suficiente dinero en efectivo.

Durante el recorrido por el Archipiélago de San Blas te vas a topar con los Kunas. Esta población originaria de las islas, mantiene sus tradiciones y cultura intacta. Han sabido mantener bajo su dominio esta joya del Caribe, sin permitir la construcción de grandes asentamientos u hoteles o Resorts, preservando así las blancas arenas que adornan las playas de agua turquesa y todos los arrecifes de coral que iluminan el fondo. Lo más probable es que nativos se acerquen a los barcos en sus pequeños cayucos vendiendo la pesca del día que generalmente incluye langosta, centolla, pulpo o pargos, entre muchos, dándole ese extradeleite a su recorrido y estadía a la hora de comer.

El archipiélago está salpicado de una gran cantidad de cayos con islas desérticas; se destaca Cayo Holandeses con su emblemática Isla Galubir, que significa isla de los espíritus. La isla más popular es la Isla del Perro por sus aguas cristalinas y playas de ensueño, perfecta para hacer snorkeling pues tiene un naufragio cubierto por coral e infinitas especies marinas. La isla de Sugardup es ideal para relajarse, recibir el brillo del sol tropical y recuperarse de la travesía atípica de vivir en un barco. Adicionalmente, vas a divisar maravillosas microislas, regularmente visitadas por delfines y colmadas de palmas de coco para en la noche zarpar en mar abierto hacia el puerto del muelle del Club Náutico en Cartagena de Indias.

La logística de empacar es muy sencilla: trata de separar en una bolsa pequeña las cosas que realmente necesitas en el barco para que la maleta grande quede guardada en un depósito seco. Así se ahorra mucho espacio en el interior del barco. Vas a necesitar un par de pantalones cortos, trajes de baño, dos camisetas y pijama fresca, un sombrero, gafas de sol, protector solar, repelente de insectos, una cámara o celular con buena cobertura para evitar que se moje o le entre humedad, además de los artículos de aseo personal, pastillas para el mareo, una chaqueta de lluvia ligera o corta vientos, un par de sandalias y la actitud de vivir una experiencia que jamás podrás olvidar.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Panamá: una aventura emplumada
Anterior Panamá: una aventura emplumada
Leave a comment

Una de las maravillas naturales que ofrece Panamá es la facilidad para observar abundantes especies…

Mejorar las finanzas para ahorrar
Siguiente Mejorar las finanzas para ahorrar

Como el dinero no crece en los árboles y todos queremos siempre tener más en…